protector solar natural para tu bebé

Protector solar natural para tu bebé

La piel de los bebés es más sensible que la de los adultos. Hay dos motivos fundamentales: el primero es que es más fina. La película hidrolipídica (formada por agua y grasa) que protege la piel adulta no termina de formarse hasta la pubertad. El segundo motivo es que el proceso por el que se activa la melanina es más lento en bebés y niños muy pequeños. Por eso, durante el verano, es importante escoger un buen protector solar natural para tu bebé.

¿Por qué protector solar natural para tu bebé y no un protector cualquiera?

Acabamos de explicar por qué la piel de los bebés es más sensible y frágil. Esa sensibilidad y esa fragilidad no responden solamente a las agresiones del sol. Los productos sintéticos de los protectores solares tradicionales también pueden irritar la piel infantil con mayor facilidad. Por eso es mejor emplear productos naturales que no tengan alérgenos, parabenos ni otros ingredientes sintéticos que puedan resultar agresivos.

A la hora de buscar un buen protector solar natural para tu bebé debes fíjate en los ingredientes, pero también en el factor de protección. El SPF 50 es el más empleado durante la infancia. Y lo es porque protege con una pantalla total que impide que los rayos solares perjudiquen la piel del niño. Para asegurarte de que la pantalla total funciona adecuadamente, aplica una capa de protector generosa la primera vez y renuévala cada dos horas. Si el niño se baña, no dejes que se seque al sol. Emplea una toalla de tejido que respete su piel y aplica el protector solar natural para tu bebé de inmediato.

Cuidados durante todo el año

Usar un protector solar natural para tu bebé es algo que debes hacer durante todo el año. Solemos acordarnos de estos productos cuando llega el verano, porque la exposición al sol es mayor. Pero durante el otoño, el invierno y la primavera la piel de los más pequeños también debe protegerse. Los rayos solares actúan durante todo el año y, en invierno, se combinan con el frío. Una pareja que puede resultar muy peligrosa.

Si tu piel es tan sensible como la de tu bebé, puedes usar el mismo protector solar que él. Aunque en Branch & Root disponemos de protectores solares naturales para adultos. Recuerda que lo contrario no es muy aconsejable. Aunque nuestros productos son absolutamente naturales y recomendados para pieles muy sensibles, la piel de tu bebé requiere una protección especial. Para darle un tratamiento completo, también te recomendamos el tónico para después del sol. Tiene un efecto calmante y refrescante y un perfume a algodón que comparte con todos los productos de esta marca. Por supuesto, todos sus ingredientes son naturales y por tanto respetan al máximo la piel del bebé. Además, en su fabricación no se han hecho pruebas con animales. Nuestro respeto por el planeta y por todos los seres que lo habitan es máximo. Igual que máximo es el cuidado que ofrecemos para tu piel y para la de tu bebé.

Si quieres seguir aprendiendo sobre productos de cosmética natural, sigue leyendo.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *