con cosmética natural

Preparar la piel para el frío con cosmética natural

Apenas hemos dejado atrás las playas. De hecho, los más afortunados todavía pueden tomar el sol en algunos lugares. Pero septiembre ya está aquí y hay sitios donde el frío entra sin avisar. Si vives en zonas de interior, ya sabes de lo que estamos hablando. De buenas a primeras, empieza a llover e incluso a helar, y tienes que sacar el abrigo del armario. Por eso, nunca es pronto para aprender a proteger la piel del frío con cosmética natural.

¿Por qué preparar la piel para el frío con cosmética natural?

El hecho es que el frío afecta de manera negativa a la salud de la piel. Sobre todo, afecta a la piel del rostro, que es donde más cuidado debemos poner. Ya hemos hablado de por qué es mejor hidratarse o nutrirse con cosmética natural. Hacerlo correctamente cuando empieza el frío supone una ayuda para el manto hidrolipídico que mantendrá su tersura, suavidad y aspecto juvenil durante más tiempo.

Debido al frío, se producen alteraciones en dicho manto hidrolipídico. Este manto es la primera capa defensora de la piel, pero el frío la debilita. Lo que sucede es que, con el frío, disminuye la aportación de agua y células grasas al manto y el cutis queda sin defensa. Las consecuencias de no compensar los efectos del frío con cosmética natural pueden ser muy variadas:

  • Vasoconstricción: la piel del rostro se ve más apagada y opaca porque los vasos capilares se contraen; es decir, se hacen más estrechos. Por ello, llega menos oxígeno a la piel y menos nutrientes. La piel se renueva más despacio y con mayor dificultad.
  • Disminuye la secreción sebácea, con lo que también disminuye la nutrición de la epidermis. Los resultados son tirantez, sequedad y que la piel se vuelva más sensible. Si lo combinamos con los cambios de temperatura y el calor de las calefacciones, la piel se deshidrata.

Prevenir estos efectos del frío con cosmética natural

La piel necesita nutrientes muy determinados y estos pueden conseguirse con cosmética natural.

La Vitamina E frena el envejecimiento de la piel, pone fuera de circulación los radicales libres y protege las membranas celulares.

La Vitamina A frena el envejecimiento a nivel celular. Ayuda, entre otras cosas, a prevenir el cáncer de piel.

Otras cosas que puedes hacer para proteger tu piel del frío

Para combatir la deshidratación hay que empezar desde el momento de la limpieza, que debe ser respetuosa con la piel, sin usar productos agresivos que ataquen al PH. Después, emplea una buena hidratante cuyo efecto humectante se mantenga a lo largo del día.

El ritual de limpieza e hidratación de noche debe formar parte de tu rutina diaria también. La piel se regenera durante las horas de sueño. Es ahí cuando toda la ayuda extra que le proporcionamos en forma de cremas y bálsamos se absorbe.

Procura utilizar siempre productos con alguna protección contra los rayos ultravioletas, que también están presentes en invierno y, siempre que puedas, evita los cambios bruscos de temperatura.

Echa un vistazo a nuestro catálogo de productos veganos y cuídate con cosmética natural cruelty free.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *