usar correctamente el protector solar natural

Pasos para usar correctamente el protector solar natural

Parecía que nunca sucedería, pero al fin han llegado el verano y sol. Juntos, como dos viejos amigos que se alegran de verse. Y nosotros nos alegramos con ellos porque ya venía siendo hora de que pudiéramos ponernos morenos. Un deseo muy común y muy natural, pero que entraña algunos riesgos. Para evitarlos te damos esta lista de 5 consejos para usar correctamente protector solar natural. Así disfrutarás del sol y evitarás quemaduras, rojeces y otros problemas en la piel.

Aunque, antes de nada…

¿Por qué usar correctamente protector natural solar y no otro?

En Branch&Root jamás te recomendaremos un producto fabricado con ingredientes sintéticos. Por eso todos nuestros artículos hablan de productos naturales. El motivo es simple: nos preocupa la salud de tu piel. Nos preocupa tu aspecto y, además, estamos comprometidos con el respeto al medio ambiente. Por eso te hablamos siempre de cosmética natural, que no ha sido testada en animales y que respeta tu piel.

Los 5 consejos para usar correctamente protector solar natural

Escoge el factor de protección solar que necesitas.

Para usar correctamente protector solar natural este debe protegerte de verdad. Y solo lo hará si compras uno adecuado a tu tipo de piel. En este sentido, las pieles claras necesitan más protección que las oscuras. Las de los niños son también muy delicadas y debes comprar protector solar con un SPF alto. Igual que si estás embarazada y quieres evitar las manchas en la piel.

Atenta al tiempo de aplicación

Para usar correctamente protector solar natural no basta con ponértelo cuando llegas a la piscina o la playa. Hazlo antes de salir de casa. La crema necesitará entre 15 y 20 minutos para penetrar en la piel y llevar a cabo su función protectora. Si te lo pones inmediatamente antes de exponer tu piel al sol, corres el riesgo de quemarte de todos modos.

La piel del rostro y la del cuerpo son diferentes

Por eso debes usar un protector solar diferente para una y otro. El contorno de ojos sigue siendo tan delicado cuando estamos en la playa que cuando realizamos nuestro ritual de limpieza cada mañana. Así que es necesario aplicar un protector natural facial que nos proteja del sol sin agredir nuestra piel.

Cuidado con la arena

No solo porque no resulta agradable darse crema en zonas cubiertas de arena, sino porque puede ser una trampa. Si la arena se te ha pegado a las piernas o los pies cuando volvías de darte un baño, sécate con la toalla y luego aplica el protector solar natural. Tendemos a secarnos al sol y olvidarnos de esas zonas, pero la arena cae cuando está seca y entonces es cuando aparecen los problemas.

Aplica de nuevo protector solar natural al salir del agua

Las gotas de agua multiplican el efecto de los rayos solares, así que sécate y vuelve a proteger tu piel.

Repasa todas las zonas de tu cuerpo

Usar correctamente protector solar natural implica que debes aplicarlo en todas las zonas de tu cuerpo que vayan a estar expuestas al sol. Los párpados, la nuca, los gemelos y los pies suelen olvidarse con facilidad.

Recuerda también que hay zonas que se queman más que otras, como los hombros o la tripa. Ten un cuidado especial con ellas. Elige en nuestra tienda el protector solar más adecuado para ti.

Comentarios (1)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *