mejor protector solar natural

Cómo elegir el mejor protector solar natural con el SPF adecuado

Elegir el mejor protector solar natural es la condición básica para que los rayos del sol no perjudiquen tu piel. Obtener un bonito tono moreno durante las vacaciones es el objetivo de muchos de nosotros, pero no debemos olvidar la salud. Te damos algunas pistas sobre cómo hacer la elección correcta.

Pero… ¿Qué es el SPF? ¿Lo tienen los protectores solares?

Una universidad de Chicago hizo un estudio al respecto y sólo el 49% de las personas a las que se les preguntó qué era el SPF supieron contestar. Y eso que son las siglas en inglés para Factor de Protección Solar (Solar Protection Factor).
La mitología popular dice que el mejor protector solar natural es el que tiene el índice más alto. Porque así la piel queda más protegida contra el cáncer de piel y las quemaduras solares. Esto no es absolutamente falso, pero sí es inexacto.

Tipos de rayos solares y cómo afectan a la piel

Rayos UVA: Son los que provocan que la piel envejezca antes porque penetran hasta las capas más profundas y generan radicales libres. Broncean enseguida pero el efecto de ese bronceado no dura mucho.
Rayos UVB: Penetran en la piel, pero a menor profundidad que los UVA. Eso no quiere decir que sean inofensivos. Al contrario, son capaces de quemar el tejido.
Ambos tipos de rayos solares pueden causar cáncer de piel. Por eso es muy importante elegir el mejor protector solar natural con el SPF adecuado. Este será un protector de amplio espectro. Es decir, uno que proteja contra ambos tipos de rayos solares.

¿Cuál es el mejor protector solar natural? ¿Cuál es el SPF adecuado?

Como decíamos, la protección más alta es mejor, pero no radicalmente mejor. Para que te hagas una idea, el índice de protección es el siguiente:
• SPF de 15: protege un 93% de los rayos UVB
• SPF de 30: protege un 97%
• SPF de 50: protege un 98%
Los dermatólogos suelen recomendar como mejor protector solar natural uno con SPF de 30.
Es importante buscar uno que sea resistente al agua tanto como al sudor, para que el protector no sea eliminado de la piel antes de tiempo. Dicho lo cual, lo mejor para que se mantengan sus efectos protectores es aplicarlo unos veinte minutos antes de la exposición al sol y cada dos horas a partir de ese momento. Si nos bañamos, la aplicación debe ser después de cada baño.

Es importante recordar que los rayos solares no desaparecen en invierno. Sólo disminuye su fuerza. Por tanto, los dermatólogos recomiendan seguir usando el mejor protector solar natural durante el invierno.

Desde Branch & Root te hacemos nuestra propia recomendación. Ahora que estamos en verano, echa un vistazo a nuestro catálogo de protectores solares naturales. Ninguno de ellos lleva productos sintéticos. Además, en su elaboración no se ha maltratado a ningún animal. Si quieres mantener sana tu piel pero eres una persona comprometida con el medio ambiente, examina la composición de nuestra línea solar.

Comentarios (2)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *